El miedo, como el resto de emociones, es un gran mensajero.
El miedo suele creer que no tienes recursos suficientes para enfrentarte a lo que te está pasando.

Quien vive temeroso, nunca será libre.- Horacio

¿Qué harías si quisieras poner en marcha un negocio y en el camino te encuentras obstáculos y más obstáculos?

Pues supongo que, lo primero, aceptarlos, luego buscar la manera de solucionarlos y seguir adelante. Porque entiendes que forman parte del camino, que siempre van a aparecer, que rechazarlos no sirve de nada y que cada vez que superas uno estás más cerca de tu proyecto.
Esta es la manera más útil de ver los miedos, como obstáculos que están ahí para que los salves, y no como límites insalvables que te separan de lo que quieres.
Y para conseguir estar más cerca de tu propósito tienes que:
1.Tomar conciencia de ese miedo. Reconocerlo, aceptarlo y mirar exactamente a qué tienes miedo. ¿Qué es lo que temes perder?
2.Fortalecer tu autoestima. Es decir, ten claros qué recursos vas a necesitar para afrontar esa situación y desarróllalos.
3.Aprender de lo que te está pasando. Somos una mochila llena de experiencias, recursos y aprendizajes. Pero no vale echárselos a la espalda y no volver a mirar atrás. A menudo es necesario traer esa mochila delante nuestro y mirar en ella.

Las cosas que más tememos ya nos han ocurrido en la vida. – Robin Williams

Tal vez te preguntes qué hace que unas personas tengan más miedos y otras menos… O qué hace que unas personas tengan miedo a las alturas y a otras lo que les preocupe sea el miedo a equivocarse…
Pues depende de la educación recibida de pequeños y de las experiencias vividas a lo largo de la vida. Todo eso es lo que le da forma a nuestras creencias sobre nosotros mismos y sobre lo que nos rodea. Por ejemplo, alguien a quien le educaron desde “no hables con desconocidos, no te fies de los extraños”. Y hace suya sus reglas por la necesidad de pertenecer, por la necesidad que hay de protección en la infancia.
¿Cuál crees que será la respuesta emocional cuando empieces a conocer nuevas personas, a desconocidos?
Tu respuesta es clara, no te acercas, ya que ves el color rojo intermitente de “peligro”. ¿Cómo crees que van a ser tus relaciones con los compañeros? ¿Cuánto tiempo vas a necesitar para que puedas confiar en ellos?

Fue un gran consejo que un día escuche que le daban a un niño: “siempre tienes que hacer las cosas a las que le tienes miedo.- Ralph Waldo Emerson

Lo que hemos vivido marca quienes somos y a qué nos atrevemos hoy. Y lo peor es que todos esos miedos desarrollados y aprendidos van creciendo. Empezaron siendo pequeños, como empiezan siempre los miedos, pero cuando más tiempo pasa más grandes se van haciendo.
La buena noticia es que, si lo resuelves, el miedo se disuelve.
La mala es que si no lo miras y lo evitas se va haciendo más grande

Y ahora, puedes contarme de qué te has dado cuenta leyendo este post.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies